El detenido en Campanar es un delincuente reincidente que acumula varias condenas por hechos delictivos similares


Ignacio Cabanes Valencia 24.01.2017 | 09:05

Un hombre con movilidad reducida que se desplaza en silla de ruedas fue detenido la semana pasada en un centro comercial de Campanar tras intentar robar dos tablets valoradas en más de 400 euros. El presunto ladrón ha convertido su discapacidad en un elemento de distracción para cometer pequeños hurtos en establecimientos comerciales de la capital del Túria y ya acumula hasta cuatro condenas por hechos delictivos similares, según ha podido saber Levante-EMV.

La última detención de esta persona se produjo el pasado jueves cuando un vigilante de seguridad de un comercio de Campanar lo sorprendió llevándose dos tablets que portaba escondidas precisamente en la silla de ruedas en la que se desplaza a diario. El sospechoso, de 33 años, es ya conocido en la zona ya que había sido pillado robando en otras ocasiones en establecimientos de esta misma superficie comercial.

La silla como aliada

De hecho, las fuentes consultadas por este periódico indicaron que esta persona acumula al menos cuatro condenas por otros hurtos al descuido. Al parecer, el hombre utilizaba su silla de ruedas para eludir los sistemas de alarma o esgrimir un fallo si éstos saltaban.

El vigilante que lo sorprendió alertó inmediatamente a la policía, y los agentes desplazados al lugar procedieron a su detención. El arrestado pasó al día siguiente a disposición judicial acusado de un delito de hurto en establecimiento abierto al público. Ese mismo día se celebró juicio rápido y dada la reincidencia del acusado el juez acordó una pena de once meses de cárcel. Asimismo, en caso de delinquir de nuevo ingresaría directamente en prisión al acumular ya cuatro condenas anteriores por delitos similares.