No la han apoyado la protesta los sindicatos mayoritarios del sector: UGT, CCOO y USO Cientos de vigilantes de seguridad -unos 600 según los organizadores- se han manifestado hoy frente a la sede de la patronal Aproser para demandar un convenio colectivo estatal que no suponga un retroceso en sus condiciones laborales, como en su opinión ocurre con la propuesta que han hecho los empresarios.

La concentración ha sido convocada por organizaciones del sector como el Sindicato Libre de Seguridad (SLS), Alternativa Sindical y el Sindicato Autónomo de Trabajadores de Empresas de Seguridad (ATES), frente a la sede de Aproser (Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad), ubicada en la calle Marqués de Urquijo de Madrid y que aglutina aproximadamente al 75 % de las empresas.


Ha transcurrido entre las doce y las dos de manera pacífica con la asistencia de varios cientos de vigilantes, hasta 600 según los organizadores, tres días antes de que se conmemore el Día de la Seguridad Privada.

No la han apoyado los sindicatos mayoritarios del sector -UGT, CCOO y USO-, que son los que han recibido la propuesta en la Mesa de Negociación del convenio colectivo estatal, que se renueva cada cuatro años para unos 200.000 trabajadores, según han precisado a Efe dirigentes de SLS y de Alternativa Sindical.

El secretario general de SLS, Rafael Saldaña, ha explicado que la propuesta supone un recorte en los derechos laborales al pretender mantener los salarios congelados, eliminar algunos pluses, bloquear la antigüedad o modificar el derecho a subrogación de los trabajadores.

Ha confiado en que, tras la concentración de hoy, Aproser se replantee esa propuesta, ya que de lo contrario convocarán más movilizaciones.

En la misma línea, el coordinador de Comunicación de Alternativa Sindical, Alberto García, ha anunciado futuras protestas si no se mejora una proposición "ruin, escasa y mezquina" que supone "un atraco a los derechos de los trabajadores".

"La propuesta menoscaba y lesiona, aún más, el poder adquisitivo de los vigilantes de seguridad y sus especialidades a la vez que los pocos derechos sociales que, de por sí, ya tienen", ha añadido García antes de subrayar que "las empresas de seguridad facturan miles de euros obteniendo grandes resultados económicos al cierre del año".