La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha destacado este viernes en la comisión de Cultura y Deportes la reducción en el número de expedientes abiertos por agresiones contra los trabajadores en las piscinas municipales, lo que se ha conseguido con una labor de mediación (llevada a cabo con Secretariado Gitano), con más vigilantes contratados y doblando efectivos policiales.

La portavoz socialista del área, Mar Espinar, ha llevado a la comisión la reciente agresión en la piscina de Orcasitas y que el año pasado se registraron 42 agresiones contra los trabajadores municipales, ya sean físicas o verbales, más numerosas en Entrevías, Villaverde y San Blas.

"Los trabajadores están desesperados pero sólo denuncian lo más grave aunque continúen las faltas de respeto y los insultos", ha lamentado Espinar. El PSOE ha pedido medidas globales, como la creación de un grupo de trabajo, la recuperación de la figura del mediador, el refuerzo de la vigilancia policial, de paisano o uniformados, y el aumento de efectivos de seguridad en los cambios de turno y cierre.

Carmena ha explicado que el Ayuntamiento ya ha puesto en marcha la mediación y el incremento del personal de seguridad y de los efectivos policiales. La alcaldesa ha contrastado los 244 expedientes registrados en 2015 con los 162 de 2016.

Fuente: www.lavanguardia.com