Señalan que este usuario no atendió a razones cuando se le explicó que debía entrar sin el animal


El sindicato CSIF ha denunciado hoy la agresión sufrida por un vigilante de seguridad del centro de salud El Saladillo, en Algeciras (Cádiz), que recibió golpes con un teléfono móvil por parte de un usuario a quien no dejó acceder al centro con un perro.
Según relata la CSIF en un comunicado, los hechos se produjeron la tarde del pasado 31 de octubre, cuando un usuario intentó entrar por el acceso de Urgencias al centro de salud acompañado de un perro.

Señalan que este usuario no atendió a razones cuando se le explicó que debía entrar sin el animal, y tras una discusión, golpeó repetidamente en la cabeza y el resto del cuerpo con un teléfono móvil al vigilante y se produjo un forcejeo.

Finalmente la Policía Nacional intervino y detuvo al individuo, mientras que el vigilante fue atendido en el mismo centro de salud por las heridas recibidas.


La CSIF ha reclamado a la empresa responsable de la seguridad privada de los centros sanitarios del Campo de Gibraltar, Clece, más medios y personal para garantizar la integridad de los trabajadores.

Ante el aumento de los índices de agresividad en estos centros de salud y hospitales del Campo de Gibraltar, la CSIF considera "más que necesario" que se dote a los vigilantes de aerosoles de gel, chalecos antipunción y paletas detectoras de metales para la entrada de las zonas críticas de los centros sanitarios.

Por el mismo motivo, desde la CSIF se entiende que esas zonas, principalmente en los servicios de Urgencias, deberían ser reforzadas con un vigilante adicional.