Los grandes grupos de seguridad privada no han pujado por Madrid-Barajas y Barcelona-El Prateste año. Ni Prosegur ni Securitas se han presentado al concurso público con el que AENA adjudicará el servicio de seguridad en sus aeropuertos, como han confirmado ambas compañías a este periódico. No les salen los números: el negocio no es rentable.

El importe total de la licitación para los 27 aeropuertos de mayor tráfico (359 millones distribuidos en dos años prorrogables), con Madrid y Barcelona a la cabeza, es "a todas luces insuficiente" para asumir las mejoras en complementos salariales y calidad del servicio pactadas con Fomento, coinciden todas las fuentes consultadas. Este ministerio impulsó un grupo de trabajo donde participaron el Gobierno, las patronales, los sindicatos, AENA, Renfe y Adif con el objetivo de mejorar las condiciones de los vigilantes de seguridad en infraestructuras estatales (como los aeropuertos) a raíz de la huelga en Barcelona-El Prat el verano pasado.

​AENA recogió el guante de los sindicatos y modificó el pliego de condiciones en marzo, incorporando las cláusulas acordadas con Fomento pero sin tocar el importe de licitación. Las partes se comprometieron a crear un plus vinculado al desarrollo de la actividad en los aeropuertos (de entre 0,68 y 0,70 euros por hora, unos 120 euros al mes en jornada completa), aplicar otros dos complementos para los operadores expuestos a radiación en los filtros de pasajeros (de entre 1,19 y 1,23 euros por hora) y determinar un plus variable ligado al cumplimiento de objetivos, entre otros.

"Nos habría encantado presentar una oferta" en los aeropuertos de Madrid (con un importe de licitación de 106,4 millones para sus cuatro lotes), Barcelona (66,8 millones), Palma de Mallorca (30,8 millones), Málaga (25,3 millones) o Tenerife (18,1 millones), lamentan desde Prosegur. Si no lo han hecho es porque consideran que AENA no ha tenido en cuenta la calidad del servicio a la hora de decidir la cuantía. En definitiva, los aeropuertos más golosos no son rentables para este gigante de la seguridad privada.

Prosegur todavía está a cargo de la seguridad en 17 aeropuertos españoles (hasta que se resuelva el nuevo contrato): Madrid-Barajas, Alicante-Elche, Gran Canaria, Lanzarote, Tenerife sur, Tenerife norte, Valencia, Ibiza, Menorca, Sevilla, Santiago, Almería, Murcia, La Palma, Granada-Jaén, Burgos y el helipuerto de Ceuta. Es el grupo con más presencia en los controles de pasajeros y equipaje, junto a ICTS Hispania y Eulen (en el 94% de los aeropuertos españoles). Este último estuvo en el ojo del huracán por el conflicto en El Prat.

Ni Eulen ni ICTS Hispania han querido confirmar si han acudido a las convocatorias en los principales aeropuertos por volumen de pasajeros, cosa que sí ha hecho Securitas. Este grupo no pujará por ninguno de los lotes, pese a tener una unidad específica de vigilancia aeroportuaria a nivel internacional (Securitas Transport Aviation), si bien se reserva los motivos. El plazo para presentar ofertas expiró la semana pasada.

Por una vez, sindicatos y empresas están de acuerdo en el diagnóstico: "La adjudicataria tendrá problemas para cumplir con las mejoras salariales"

"Securitas se fue de los aeropuertos españoles a finales de 2016 porque estaba perdiendo dinero", explican fuentes sindicales. Por una vez, los representantes de los trabajadores y las empresas están de acuerdo en el diagnóstico: "Nos preocupa que la empresa adjudicataria no pueda asumir los compromisos económicos adquiridos", sobre todo si se trata de una compañía pequeñasin pulmón financiero suficiente, explica el responsable de seguridad del sindicato USO. Basilio Febles cree que el megacontrato de AENA está basado exclusivamente en el precio, sin tener demasiado en cuenta los criterios técnicos y la calidad del servicio.

A todo ello se suma "la dificultad de las empresas para acatar las exigencias planteadas en las bases debido al déficit de inversiones por parte de AENA", añade UGT. Según los pliegos, el formato será el de subasta inversa (o a la baja), y la primera posición corresponderá al que presente el importe más barato, con unos límites establecidos para cada lote.

Por su parte, el gestor aeroportuario se escuda en unaumento del 26% en el importe de licitación precisamente "con el objetivo de recoger las especificaciones del acuerdo alcanzado", justifican fuentes de AENA. Empresas pirata, descartadas

Los 'piratas' de la seguridad (al más puro estilo de Seguridad Integral Canaria o Novo Segur, la empresa de los vigilantes con sueldos de 780 euros al mes) quedan automáticamente descartadas en el concurso público por no cumplir los requisitos técnicos ni económicos.

Solo podrán presentarse "las personas naturales o jurídicas que tengan plena capacidad de obrar, no estén en prohibición de contratar [como los condenados por corrupción, tráfico de influencias, fraude, delitos contra la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores] y acrediten su solvencia económica, financiera y técnica", según los pliegos de AENA.

El ente público también ha sacado adelante otro concurso de 10,86 millones para los 20 aeropuertos con menos de 400.000 pasajeros. Todos ellos contarán con un único adjudicatario. Las empresas que se han presentado son Eulen, Ombuds y Sasegur, como consta en la web de AENA.

Fuente: elconfidencial.com