El apuñalamiento de un médico del centro de salud Univérsitas de Zaragoza a manos de un hombre de 83 años que le atacó con un cuchillo en su consulta ha reabierto el debate sobre la conveniencia o no de contratar personal de seguridad para todos los consultorios.

Las posturas al respecto son dispares. El portavoz del sindicato de Atención Primaria(Fasamet y CESM Aragón), Leandro Catalán, abogó este sábado por dotar de vigilantes a todos estos establecimientos sanitarios. Por su parte, la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, rechazó generalizar la presencia de guardias de seguridad ya que significaría "criminalizar" a los consultorios. Ventura hizo estas declaraciones antes de participar en la clausura de las XX Jornadas y XI Jornadas Interautonómicas de la Sociedad Aragonesa de Médicos Generales y de Familia que se celebraron en el Paraninfo de Zaragoza. Precisamente la entrada a las sesiones de trabajo del encuentro estaba presidida por un cartel de "Stop agresiones sanitarias".

Desde una posición más intermedia, la presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer, defendió la necesidad de poner agentes de vigilancia en aquellos centros con más riesgo "por su localización, un tipo de población más itinerante o por los incidentes que ya se han producido en ellos". Además, consideró que se deben implantar otras "medidas disuasorias" como las cámaras.

Actualmente, en Zaragoza hay personal de seguridad en los centros de San Pablo, Rebolería, Torrero y Oliver. Hace mes y medio se puso en marcha en el de las Fuentes Norte, que llevaba tiempo reclamándolo por la presencia entre sus usuarios de un exconvicto que ya había generado problemas en sus salidas de la cárcel.

En lo que sí coinciden el Colegio de Médicos y el sindicato de Atención Primaria es que las iniciativas anunciadas el pasado viernes, el mismo día de la agresión, por el Servicio Aragonés de Salud son "insuficientes" y llegan "algo tarde", ya que han transcurrido nueve meses desde la anterior agresión en el centro de salud Univérsitas a una médico durante una visita a domicilio.


Fuente:https://www.heraldo.es/noticias/arag...a-1302143.html