Los cinco acusados se coordinaron para introducir desde Latinoamerica una cantidad de cocaína de entre diez y quince kilos

Sucesos | 17/11/2011 - 14:20h

Madrid. (EUROPA PRESS).- La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a seis años de cárcel por un delito contra la salud pública a dos empleados del aeropuerto de Barajas por permitir la entrada de droga haciendo la vista gorda en los controles de seguridad.

En una sentencia, los magistrados condenan a un total de cinco personas como autores responsables de un delito contra la salud pública que habrían cometido entre los meses de diciembre de 2008 y enero de 2009. Los hechos probados relatan que los acusados se coordinaron para introducir en España desde Latinoamerica una cantidad de cocaína de entre diez y quince kilogramos para su distribución en el mercado ilegal con la idea de obtener un beneficio económico.

Los empleados de Barajas Susana G. y Agustín M. tenían que recibir al viajero que portase la droga y conducirlo por la terminal salvando los controles de seguridad. La entrada de la droga tuvo lugar el 29 de enero de 2009 de un vuelo procedente de la República Dominicana. Con la ayuda de los empleados, el portador de la droga lograría pasar los controles, pero los tres fueron detenidos. La sentencia precisa que Susana G. presenta un trastorno de personalidad con rangos inmaduros y límite, que no comprometía ni afectaba a su capacidad cognoscitiva ni a su voluntad.