Un interno del centro de reclusión de menores logra escapar saltando la valla de seguridad, igual que hicieron dos jóvenes, uno aún huido, a mediados de abril

09.05.2015 | 05:44

Marta PÉREZ Un joven de 17 años logró escapar ayer del centro penal de menores de Sograndio trepando por la valla de seguridad. El menor, que cumplía medidas de internamiento por un delito, no necesitó sábanas para la huida, como las que utilizaron dos internos que escaparon del centro a mediados de abril. Uno de ellos aún no ha aparecido, igual que el chico que se escapó ayer, que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad seguían buscando al cierre de esta edición.

El presidente de la asociación que defiende los intereses de los vigilantes de seguridad en Asturias, Avispa, Jorge Cuesta, explicó ayer que esta vez "no podrán achacar ninguna responsabilidad a los vigilantes de seguridad, porque no intervinieron". En la anterior ocasión, un vigilante perdió su puesto de trabajo por el incidente. "Sigue habiendo deficiencias de seguridad", denunció Cuesta.

Según ha trascendido, el menor, de origen magrebí, aprovechó el taller de mecánica que se imparte los viernes para moverse a la unidad terapéutica y desde ahí alcanzar la valla y saltar al exterior. Ya había logrado escaparse anteriormente durante un permiso.

Mas información en:

Se escapa de un taller, sube a un tejadillo y salta la valla de Sograndio sin que nadie se percate