@L.A./El candidato del Partido Popular a Sant Antoni, José Sala, presentó ayer sus prioridades en materia de seguridad y lucha contra el intrusismo en el municipio. Según destacó, “es fundamental que haya una presencia policial continua y constante en la calles” mediante la ampliación de la plantilla de la Policía Local, aunque anunció que si no se alcanzan los medios de seguridad previstos “se favorecerá la contratación de seguridad privada”.


José Sala, Vicent Serra y José Vicente Marí Bosó en rueda de prensa. Foto: L.A.

Sala aseguró que aún debe estudiar la fórmula que le permita recurrir a la seguridad privada y que estudiará “los resquicios legales” que sean necesarios, ya que la ley impide que los vigilantes privados puedan actuar en la vía pública.

El candidato no descartó volver recurrir a la figura de los agentes cívicos a pesar de la mala experiencia de la última temporada, con la que se mostró en desacuerdo por la “premura” en contratar a la empresa por parte del equipo de gobierno saliente y el comportamiento de los trabajadores de la empresa contratada.

Aún así, el candidato aseguró que su primera opción es ampliar la plantilla de la Policía Local, que actualmente tiene más de 50 efectivos, pero que debería tener entre “65 y 70 efectivos” por el aumento de población en verano.

“Me comprometo a ampliar la plantilla de forma gradual en un número de 4 agentes al año hasta alcanzar la cifra”, anunció.

Sala aseguró que esta propuesta de seguridad está enfocada “sobre todo a la convivencia y al cumplimiento de las ordenanzas municipales” y, entre otras medidas, anunció que en verano dedicará una “unidad policial específica que se encargará de denunciar las infracciones que afecten a la convivencia, especialmente en materia de turismo, venta ambulante, horarios y ruido”.

Defiende las golondrinas convertidas en party boats

Por otra parte, Sala anunció que solicitará a las autoridades competentes “que presten mucha atención al tema de los party boats discriminando entre las empresas de toda la vida (golondrinas), que lo único que han hecho ha sido reconvertir su negocio en función de la demanda, y las empresas ahora denominadas ‘party boats’, que sólo vienen a explotar este negocio durante unos pocos meses sin respetar distancias a la costa, ruidos, parajes naturales y consumo excesivo de alcohol”.

“No puede ser que se inspeccione sólo a los legales por ser los únicos que constan en las listas oficiales”, criticó Sala.

Mas información en:

Sala apuesta por seguridad privada si no puede ampliar la plantilla policial