La tecnología llega en ayuda de la Policía de Brasil. Los agentes del país de América Latina contarán con unas gafas con posibilidades de reconocimiento facial que alertarán a los policías en caso de cruzarse con delincuentes buscados por la justicia. El departamento de Policía de Brasil cuenta con una base de datos de trece millones de rostros que podrían ser identificados con estas nuevas gafas.

Brasil quiere dotar de equipos de seguridad de última generación a los agentes que se encargarán de cubrir el próximo Mundial de fútbol. Para este propósito, están desarrollando equipos de seguridad que cuentan con tecnología de última generación. El último equipo con estas características son las gafas con reconocimiento facial.

Las gafas están equipadas con una pequeña cámara que cuenta con un sistema capaz de recoger 46.000 puntos distintos de un rostro humano. El software de este equipo permite la captación de 400 imágenes por segundo de rostros distintos, haciendo que su utilidad en entornos con muchas personas sea muy elevado.

Las gafas con reconocimiento facial están conectadas con una base de datos de la Policía con trece millones de rostros de delincuentes. El sistema es capaz de comprar los registros tomados por el dispositivo y compararlos con los datos de la base de datos. En caso de detectar algún rostro buscado por la justicia, el sistema alerta al policía, indicándole si debe detener al sospechoso o que procedimiento tiene que realizar. "Es algo discreto, ya que no hay que pedir los documentos a las personas sospechosas", ha comentado Leandro Pavani Agostini, militar destinado en Sao Paulo.

Según el diario británico The Telegraph, el sistema se comenzará a utilizar de forma experimental en campos de fútbol y en conciertos. La idea es comprobar su efectividad y en caso de que se confirme como una ayuda para los agentes se utilizará en el próximo mundial de fútbol que tendrá lugar en el país en 2014