Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Compartiendo una vivencia

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Compartiendo una vivencia

    Aún lo recuerdo como si fuera ayer. Año 1999. No me lo podía creer, un componente de la Familia Gracie iba a establecerse en Barcelona para impartir clases de Jiu Jitsu. Para el que no esté familiarizado con el tema, imaginad que uno de los jugadores del primer equipo del Real Madrid o el Barcelona empieza a dar clases de football en un país donde, el deporte que ellos practican, no existe.

    Para alguien como yo, siempre buscando la manera de pulir mi propio estilo de defensa personal, eso era como El Dorado. Robin Gracie, Brasileño de origen, tras descartar Francia y Valencia, finalmente se decidió por Barcelona. No me podía creer la inmensa suerte que la casualidad me había brindado.

    Con la impaciencia del que sabe lo que puede aprender de semejante maestro me dirigí a su academia... Estaba cerrada ¿Quizá circunstancias inesperadas habían hecho que cambiase sus planes?

    Finalmente conseguí contactar por teléfono. Para mi alivio, la academia iba a abrir en breve. El primer día de apertura allí estaba como un clavo. Semejante maestro lo valía. Miembro de una saga que, guste o no, ha revolucionado el mundo de las artes marciales.

    Allí estaba, el legado genético de la Familia Gracie. La verdad es que ni me planteé cuánta gente habría en la clase. Recibir sus conocimientos era lo único que tenía en mi mente... Allí estaba, su mujer, él, y yo... Nadie más... Nadie.

    Imagina que uno de los jugadores del Madrid o el Barca va a china en los años 90 y sólo se presenta "un chino"...

    No me explicaba cómo teniendo a semejante maestro en Barcelona, no estaba la clase a rebosar... Pero no me importó, tuve la inmensa suerte de disfrutar de una clase privada (cuando se suponía que debía ser colectiva). No me importó que no hubiese nadie más porque conocía la calidad del sujeto que tenía en frente... Mejor para mi

    Con el tiempo más y más personas acudieron a sus clases, no sólo de Barcelona, de otros puntos de España y del extranjero.
    Solíamos bromear diciendo que la clase parecía la ONU. A veces más extranjeros que "nativos". Como anécdota diré que "tuve el privilegio de luchar con un descendiente de Charlie Chaplin Charlot" que por cierto era un buen luchador.

    Pero a lo que iba, el primer día, no había nadie, sólo él. Pude notar que estaba un poco decepcionado, o eso me pareció, no era para menos, no me podía explicar cómo la gente dejaba pasar esa oportunidad.
    De todos modos fue increíble, yo luchando con parte de una leyenda de las artes marciales, él y yo mano a mano... Ni que decir tiene que no le gané ni un asalto. Una vez casi le cierro una "omoplata" pero porque se confió
    era como tratar de aplastar una roca perfectamente esférica, al final, era yo el que terminaba "cazado".

    No me importó que no hubiera gente, ni tampoco si cobraba más o menos... Como dijo aquél: ES DE NECIOS CONFUNDIR VALOR Y PRECIO
    Su conocimiento valía mucho, independientemente del precio de las clases...

    Bueno sólo quería compartir esta vivencia.

    Y recuerda:

    Seguimos con el proyecto DPSP
    Un detalle importante que aún no había dicho:
    LAS CLASES DE DEFENSA PERSONAL SON GRATUITAS
    Son parte de un proyecto personal para mejorar la formación del sector.
    A partir de septiembre los entrenamientos (En San Adrián de Besós, Barcelona) se abren también para personas que no sean vigilantes de seguridad, ya que el 90% del sistema es aplicable a cualquier ciudadan@ que necesite defenderse.
    Así que, DPSP, se amplía con DPSC (Defensa Personal Seguridad Ciudadana)
    Para aquel que no nos conozca:
    La DPSP (Defensa Personal Seguridad Privada) es un sistema que he creado enfocado a nuestro trabajo como agentes de seguridad privada.
    Nuestra prioridad es resolver pacíficamente y si no es posible, hacerlo con el menor daño que las circunstancias permitan.
    DPSP es una disciplina que, llegado el caso, dará prioridad a reducir mediante agarres y controles, evitando golpear, salvo que no haya más remedio, tanto por motivos legales, morales, como por motivos "estéticos" y de imagen de nuestra profesión.
    Esto NO QUIERE DECIR que no se enseñe y entrene a golpear y a evitar ser golpeado. Aunque nosotros tengamos compasión, nuestro atacante o atacantes, pueden no ser tan misericordiosos...
    Y recuerda
    Si estás interesado en unirte a los entrenamientos de DPSP o DPSC (Defensa Personal Seguridad Privada / Defensa Personal Seguridad Ciudadana) que imparto en Barcelona, házmelo saber aquí, en mi facebook, por mensaje.
    MÁS VÍDEOS EN:
    https://www.youtube.com/channel/UCPL...JkddD_Hu5GSlDg

    https://www.facebook.com/photo.php?f...type=3&theater
    Editado por última vez por Robert.gf; http://www.vigilantesdeseguridad.com/member/397-robert-gf en 10/08/15, 21:44:50.
    La humanidad avanza compartiendo.
    Recomiendo:
    http://www.fundacionvicenteferrer.org/esp/index.php
    http://www.msf.es/
    Paz y bien.

  • #2
    Que penita da que no seas de Madrid...
    Dicha anécdota, también le pasó al maestro "Lee Jun-Fan" con su primera escuela en Seattle..

    Comentario


    • #3
      gracias compi
      La humanidad avanza compartiendo.
      Recomiendo:
      http://www.fundacionvicenteferrer.org/esp/index.php
      http://www.msf.es/
      Paz y bien.

      Comentario


      • #4
        Que lujo!!!!!
        amigo que no da y navaja que no corta, si se pierde poco importa!!!

        Comentario


        • #5
          Sí, un auténtico lujo. Son de esas experiencias que jamás se olvidan.
          La humanidad avanza compartiendo.
          Recomiendo:
          http://www.fundacionvicenteferrer.org/esp/index.php
          http://www.msf.es/
          Paz y bien.

          Comentario

          Trabajando...
          X