Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

SOBRE MODIFICACIÓN LEY SEGURIDAD PRIVADA?¿

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • SOBRE MODIFICACIÓN LEY SEGURIDAD PRIVADA?¿

    Hola compañeros!.Hace semanas que estoy un poco desconectado del foro,pero como no hacía más que escuchar por aquí y por allá, que la Ley de S.P. y el Reglamento se van a modificar,pues seguí el camino más corto y es preguntar a la fuente: Atención a l ciudadano del Congreso de los Diputados,y esta fue la respuesta:
    Estimado Sr.,
    En estos momentos no hay ningún Proyecto de Ley de modificacion de la Ley de Seguridad Privada. En cuanto al desarrollo de su Reglamento, no es competencia de las Cortes, sino del Departamento Ministerial que le competa.
    Saludos.


    Carlos escribió:
    > Con el ruego de que lo reenvíe a quien corresponda ,en caso de no ser el destinatario adecuado.
    > Me gustaría saber si está próximo, y el proceso que seguirá la modificación de la Ley de Seguridad Privada (Ley 23/1992) y,en su caso, desarrollo de su Reglamento (Real Decreto 2364/1994).
    >
    > Agradeciéndole infinito su ayuda,le saluda atte.
    >
    > Carlos .(Badajoz).
    -----
    Así que no se de dónde salen los rumores..Me imagino que los lanzan para tener entretenido al personal poniéndole la liebre para que se encelen pero nunca lleguen a ella como los galgos en el canódromo.
    Un saludo.

  • #2
    Hola a todos:
    Es cierto que la Ley en sí, no está en proyecto de modificación.
    Pero el Reglamento de Seguridad Privada se reformó, una vez en 2008, y otra en 2009. (Temas de la UE, y de los Atuneros respectivamente).
    Al hacerse por la vía del Real Decreto, te acuestas con un Reglamento, y cuando te levantas te lo pueden haber cambiado.

    Se reformará, no sé cuando, y no sé si para bien, pero se reformará.

    Un saludo.
    Cuida lo pequeño, para conseguir lo grande.
    (Lema Guerrillero)

    Comentario


    • #3
      De hecho me suenan ciertas propuestas presentadas hace cosa de año y medio por usuarios de esta web y que, a respuesta de la Secretaría General Técnica, nos informaron que habían sido trasladadas "a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, en cuanto a la Unidad Central de Seguridad Privada encuadrada en la misma, órgano específicamente competente en razón de la materia y el encargado de hacer llegar dichas propuestas a la Comisión Mixta Central de Coordinación de la Seguridad Privada". Y dicen las malas lenguas que las han tenido en cuenta.... pero hasta el momento no se sabe en qué extremos.

      Saludos.
      Denantes mortos que escravos

      Enjuga tus lágrimas y no me llores si me amas (San Agustín)

      Comentario


      • #4
        Es legítimo pensar, que debe y habrá una reforma de nuestra ley, dada cuenta de las mejoras que ha ido viendo el sector, en tanto y en cuanto a las reformas referidas por el compañero Hessler, el reconocimiento público a los compañeros caídos en servicio y a los sujetos de acciones meritorias, así como la merma de la mala prensa que hemos venido sufriendo estos últimos años, y el seguimiento y castigo, cada vez más perceptible, del intrusismo abismal que sufrimos, en detrimento del ciudadano y del nuestro propio.

        Por tanto, en éste asunto, y debida cuenta de las propuestas planteadas, de forma congruente, por diversos sindicatos y asociaciones profesionales, vinculadas a nuestro sector, podemos ser optimistas.

        P.D.: Es legítimo, justo y evidente, que no merecemos nuestra situación anacrónica actual. Espero no ser el único que se da cuenta de ésto, y se propicie el cambio.


        Un saludo.

        Comentario


        • #5
          Originalmente publicado por wolfverine
          Es legítimo pensar, que debe y habrá una reforma de nuestra ley, dada cuenta de las mejoras que ha ido viendo el sector, en tanto y en cuanto a las reformas referidas por el compañero Hessler, el reconocimiento público a los compañeros caídos en servicio y a los sujetos de acciones meritorias, así como la merma de la mala prensa que hemos venido sufriendo estos últimos años, y el seguimiento y castigo, cada vez más perceptible, del intrusismo abismal que sufrimos, en detrimento del ciudadano y del nuestro propio.

          Por tanto, en éste asunto, y debida cuenta de las propuestas planteadas, de forma congruente, por diversos sindicatos y asociaciones profesionales, vinculadas a nuestro sector, podemos ser optimistas.

          P.D.: Es legítimo, justo y evidente, que no merecemos nuestra situación anacrónica actual. Espero no ser el único que se da cuenta de ésto, y se propicie el cambio.


          Un saludo.
          El gobierno no tiene mayoría en las cortes y para sacar una ley tendría que entrar en negociaciones con el resto de los grupos. Ahora mismo tiene abiertos unos cuantos frentes con la crisis. En resumen que todo lo que se quiera cambiar y se pueda hacer vía reglamento hay posibilidades de que se modifique. Todo aquello que necesite pasar por las cortes sería raro que en estas legislatura no se hiciese.

          Comentario


          • #6
            Aunque doy por hecho que la mayoría ya sabéis lo que expongo a continuación, no está de más recordarlo.

            Los Reales Decretos, por su propia naturaleza jurídica, no tienen rango de ley (a excepción del Real Decreto Ley y el Real Decreto Legislativo, que sí lo tienen) y sí rango de reglamento, porque proceden del poder ejecutivo (el gobierno) y no del legislativo, de ahí que supongan remiendos o parches para adecuar o actualizar normativas sin tener que pasar por las Cortes Generales.

            Por definición, los reglamentos no pueden contradecir lo dispuesto en las leyes, por eso es necesaria la reforma de la propia L.S.P. para, entre otras cosas, incluir en ella todas las modificaciones realizadas en el R.S.P. a lo largo de estos años y evitar con ello la tentación del gobierno de turno de realizar cambios “caprichosos” en la normativa, que muchas veces en poco o nada nos benefician.

            Es evidente que urge esta reforma para modernizarla y adecuarla a la situación real de la seguridad privada en España (y en Europa), por eso me gustaría lanzar la siguiente pregunta: ¿qué artículos o partes de la L.S.P. y del R.S.P. creéis, a vuestro juicio, que deberían ser modificados o eliminados, así como aquellos que sería necesario introducir?

            Arrojo las primeras piedras:

            -Recuperar el carácter de agente de la autoridad. Este asunto ha sido muchas veces objeto de debate en este foro, además, tanto los legisladores como las FFCCSS del estado no están por la labor, aunque no por ello se debe obviar.

            -Incluir (o legalizar) a los jefes de servicio y a los responsables de equipo (ya se estarán levantando las primeras voces). Esto viene a cuento por el tema de la delegación de funciones del Jefe de Seguridad. No nos engañemos, nos guste o no, muchas de sus funciones las vienen realizando estas personas, por eso es necesario darles un respaldo legal. Lógicamente, deberían obtener la pertinente habilitación, al igual que los Directores de Seguridad y los Jefes de Seguridad, con similares requisitos para los primeros y otros más concretos para los segundos.

            -Endurecer los requisitos para la obtención de la licencia de armas.

            -Art.70 del R.S.P. Incompatibilidades: “No se considerará excluida de la función de seguridad, propia de los vigilantes, la realización de actividades complementarias, directamente relacionadas con aquélla e imprescindibles para su efectividad”. Este párrafo del reglamento, debido a su ambigüedad, es uno de los que más perjuicios nos está ocasionando. Suprimirlo y concretar más sobre nuestras funciones.

            Lo demás lo dejo para vosotros.

            Saludos.
            "Sólo un idiota nombraría heredero a su médico"

            Comentario


            • #7
              Pues siento discrepar de lo que muchos esperan... pero no será esta Legislatura, y con este Gobierno. Tambien el individuo Fulano Rural Cava, dijo que la Solución para que los Escoltas portaran el arma 24 horas estaba cerca... :P Yo llevo 9 años portandome el arma a mí casa con una Licencia tipo "C", que hace las funciones de una "B", y seguiremos así por la sencilla razón que, mientras estamos de servicio somos condiderados "NORMALES", pero una vez finalizado el mismo ya somos un Peligro y somos considerados "SUBNORMALES" y un peligro armado... Señores hay que crear una Nueva Ley de Seguridad Privada partiendo desde 0 y quemar la actual por completo( La de los Mundos de Yuppi ), y cuando antes mejor para tod@s. Saludos al Foro.-
              Más vale perder el tiempo con los amigos... que perder los amigos con el tiempo.

              Comentario


              • #8
                Cuando se habla de ser agente de la autoridad los VS no estaría de más recordar un poco la Historia. Del 17 de septiembre al 10 de octubre de 1882 se publicó en la Gaceta de Madrid, actual BOE, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Ley todavía vigente aunque ha recibido, como es lógico, numerosas y prolijas modificaciones, tantas que es imposible señalarlas aquí. En dicha Ley, en concreto en su Título III del Libro II, se regulaba la llamada “Policía Judicial”, y en el artículo, 283.6 se concretaba que formaría parte de esa “los guardas de montes, campos y sembrados, jurados o confirmados por la Administración”. Los guardas jurados de montes habían nacido por orden del Mº de Agricultura de 8 de noviembre de 1849, para tareas como vigilancia de montes comunales, evitar daños en sembrados, etc., tareas para la que no se consideraba apropiada la recién creada (1844) Guardia Civil, que aunque nace con una clara vocación rural, su ámbito de actuación era más los pueblos y pequeñas ciudades que el campo en sí mismo. Además el despliegue de la GC tenía problemas de falta de personal, por las crisis presupuestarias desde el reinado de Isabel II, que es cuando nace. A Isabel II la destrona la “Gloriosa Revolución” de 1868, al que siguen dos años caóticos, luego los tres de Amadeo I, los 22 meses de la Primera República, y en diciembre de 1874 la entronización de Alfonso XII. O sea un desbarajuste tremendo. Con Alfonso XII nace la LEC. Las revoluciones campesinas y las luchas entre terratenientes y propietarios agrarios contra el anarquismo y los líderes campesinos, convierten al campo en un lugar peligroso. Incluso se llega a inventarse una organización como la Mano Negra, (a los pocos meses de legislarse el LEC), que actualmente se afirma fue una concepción de terratenientes para domeñar a personas que consideraban peligrosas, y dar más poder a esos “guardas de montes”. Encima la GC ha empezado a tomar funciones urbanas porque ha demostrado una gran capacidad en su función de seguridad, por lo que hay menos en la España rural. Es por ello que los grandes propietarios presionan para introducir esa figura del “guarda jurado” y darle poder; es un guarda particular, pagado por ellos y que son “judiciales” o “agentes de la autoridad” porque son “jurados”, es decir realizan un acto administrativo de “jura” ante el Jefe Político o Gobernador Civil de la época o el Alcalde. Y ahora digamos la verdad. Esos guardas jurados fueron aun más odiados por las clases campesinas que la propia GC. Convertidos, seguramente sin querer en muchos casos, en partidas de sicarios de los terratenientes y señoritos que les pagaban, en ella llegaron a entrar auténticos delincuentes comunes, muy parecido a los pistoleros de las organizaciones patronales en las ciudades. Una de las primeras cosas del intento de Reforma Agraria de la Segunda República fue la extinción de esa organización, prohibida en gran parte y cambiadas sus funciones. Luego en el franquismo se cambiaron los objetivos, convertidos en una guarda rural sin funciones policiales, más en el original papel de control del agro, evitando la caza en veda, el expolio de montes, etc. Evidentemente en esos años el anarquismo y los movimientos agrarios simplemente no existieron. Y hasta el RD (puramente ministerial) 629/1978 de 10 de marzo de Martín Villa, no existieron Vigilantes Jurados con atribuciones de agentes de la autoridad. Ya sabemos que hasta el Tribunal Supremo consideró nulo el RD en sentencias de casación, por inadecuación a la posterior Constitución y el hecho de crear un “derecho penal en blanco”, más precisamente el carácter puramente privado de la función. Ahora tenemos la Ley 23/1992. ¿Algún día volverán los actuales VS a ser agentes de la autoridad? Dado que una de las funciones esenciales de un Estado moderno es la seguridad, y para ello dispone del llamado “monopolio de la violencia”, la capacidad de ordenar incluso por la fuerza, parece que sería un retroceso. Lo que no quiere decir que el VS no pueda tener mayor protección jurídica que el simple ciudadano; pero eso es cuestión de reforma del Código Penal. Perdón por la extensión.

                Comentario


                • #9
                  Publicado en la Revista, SEGURPRI, de la UCSP:

                  “Sentencia Nº 90 del Juzgado de Instrucción Nº 11 de Málaga de fecha 15.02.2005,
                  Por la que se considera probado que un vigilante de seguridad, de servicio en el control reglamentario de detección de metales, al solicitar a un trabajador pasar el preceptivo control, éste se niega y falta al respeto y consideración al referido vigilante.

                  En el Primero de los Fundamentos Jurídicos se hacen constar, literalmente, los siguientes extremos:

                  ... En relación con la consideración de la denunciante, en su función de vigilante de seguridad, como agente de la autoridad, la Consulta de la Fiscalía General del Estado de 5 de febrero de 1994, que tiene por objeto el tema de si
                  los vigilantes de seguridad ostentan el carácter de agentes de la autoridad durante el ejercicio de sus funciones, circunstancia generadora de especiales efectos penales cuando en el desempeño de sus funciones sean victimas de agresiones, injurias o conductas constitutivas de resistencia o desobediencia, establece que, aunque no quepa calificar de públicas sus funciones propias, en el ejercicio de las otras funciones de auxilio y colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad los vigilantes, dentro o fuera de los edificios, son titulares de la singular protección penal de que gozan los agentes de la autoridad y funcionarios públicos; esto es así porque en el artículo 236, párrafo segundo, del Código Penal, (Art. 555 del Código Penal actualmente en vigor), se equiparan a los atentados contra agentes de la autoridad y funcionarios públicos los acometimientos “a las personas que acudieren en auxilio de la autoridad, sus agentes o funcionarios”.

                  Esta asimilación se halla en armonía con la obligación de colaborar que se extrae tanto de las normas citadas de la Ley de 30 de Julio de 1992, de Seguridad Privada, como de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo (RCL 1988/78, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en donde tras otorgar el carácter de agentes de la autoridad a sus miembros (artículo 7.1) y negárselo a las personas que ejercen funciones de vigilancia, seguridad o custodia, para éstas se establece la obligación de “auxiliar o colaborar en todo momento con las Fuerzas y Cuerpos de seguridad” (Artículo 4.2).

                  En suma, los vigilantes que en cumplimiento de sus obligaciones colaboren o participen en el ejercicio de determinadas funciones públicas están protegidos
                  Penalmente como los agentes de la autoridad y funcionarios públicos”.

                  O sea que, según este artículo, para que te otorguen el carácter de Agente de la Autoridad en una intervención, tiene que ser, una actuación muy concreta, que sea conjunta con la Policía y a requerimientos de estos, y si es posible que se te aparezca la Virgen.

                  Con lo fácil que sería que, en la Ley de Seguridad Privada incluyeran un artículo que dijera, más o menos: “El Vigilante de Seguridad en el ejercicio de sus funciones profesionales tendrá, (sin la menor duda) el carácter de Agente de la Autoridad.

                  Saludos.

                  M. Álvarez.

                  Comentario


                  • #10
                    Estimado Ram: El art. 555 del CP se aplica en los casos en que una persona que no es agente de la autoridad pero que está auxiliando a quien lo es, se vea acometido o intimidado por un individuo. Además la pena es en un grado inferior a las previstas en los arts. 551 y 552, que son las que sufriría ese individuo sin el acometido, agredido o intimidado fuera agente de la autoridad. El art. 555 es a favor de cualquiera, ciudadanos corrientes o VS. Lo que veo difícil es argumentar que el VS por ejercer su ocupación profesional en automático debe convertirse en agente de la autoridad, ya que cualquiera que ejerciéramos una actividad cara al público pediríamos lo mismo. Hasta los dependientes de comercio o los tan frecuentemente agredidos (y se habla poco de ellos) farmacéuticos, por parte de “ciudadanos” con “mono”. Otra cosa es que el Tribunal Supremo entendiera que, dada la especial obligación de auxilio que tiene el VS a favor de las FOP, aplicara sistemáticamente dicho artículo en los casos oportunos. Además queda una cuestión que no es marginal: ser agente de la autoridad supone depender de una autoridad, de la que se es agente. Al ser el VS empleado privado de una empresa privada, ¿cuál es la autoridad de la que depende? No de la policía, que tampoco es autoridad directamente, es agente, salvo en el caso previsto en el art. 7 punto 2 de la LO 2/1986 de FF y CC de Seguridad del Estado, en que son autoridad si son objeto de atentado con objetos que pongan en peligro grave su integridad, simplemente para agravar la pena del atacante. Hacer al VS agente de la autoridad supondría también cambiar su código disciplinario, ya que todo derecho implica a su vez un deber, salvo los inalienables, lo que podría ser perjudicial en caso de conflictos. Y señalo que no podemos confundir lo público con lo privado, que son cosas distintas. También tengo que indicarle que la Consulta de la Fiscalía no tiene carácter legislativo: es una forma de actuación que la Fiscalía, que es un órgano jerarquizado, remite a los demás fiscales, y que los jueces pueden o no respetar, al no ser Ley. Este asunto de ser agente de la autoridad es repetitivo e incluso cansino. Finalmente tendría que ser por Ley Orgánica, al incidir en Derecho Fundamentales, ya que implicaría una facultad “erga omnes” para el VS. Sería regular una actividad privada, como es la Seguridad Privada, por LO, asunto exagerado. Saludos cordiales.

                    Comentario


                    • #11
                      Para que los vigilantes tengan el carácter de autoridad, cobertura jurídica, o cualquier otra circunstancia, solo hace falta una cosa: Que los que pueden hacer esos cambios quieran hacerlos, y no hay mas.

                      Si les conviene el cambio ya se buscaran la manera de hacerlo sin problemas, ¿permitia la ley de seguridad privada que los vigilantes de seguridad fueran a bordo de barcos por aguas internacionales con armamento de guerra?, estas cosas eran impensables, ¿porque se amplio/modifico la ley de SP?, porque quienes pueden cambiar la ley quisieron hacerlo porque les convenía.

                      Sencillo, ¿verdad?.

                      Comentario


                      • #12
                        mi opinion, es que como ocurre en la vida cotidiana, hasta que no atropellan a una persona en la calle ,no ponen un semaforo,pues aqui en la seguridad privada,en lo que respecta a el vigilante de seguridad,mientras no ocurra desgraciadamente varios casos en cadena de lesiones y muertes no cambiaran nada.

                        Comentario


                        • #13
                          Originalmente publicado por Cobalto
                          Para que los vigilantes tengan el carácter de autoridad, cobertura jurídica, o cualquier otra circunstancia, solo hace falta una cosa: Que los que pueden hacer esos cambios quieran hacerlos, y no hay mas.

                          Si les conviene el cambio ya se buscaran la manera de hacerlo sin problemas, ¿permitia la ley de seguridad privada que los vigilantes de seguridad fueran a bordo de barcos por aguas internacionales con armamento de guerra?, estas cosas eran impensables, ¿porque se amplio/modifico la ley de SP?, porque quienes pueden cambiar la ley quisieron hacerlo porque les convenía.

                          Sencillo, ¿verdad?.
                          COOOOOOORECTO

                          Comentario


                          • #14
                            Estimado Kalikatres:

                            Me da la impresión de que, tiene muchos mas conocimientos del Código Penal que, de la Ley de Seguridad Privada y su Reglamento, dicho esto con todos los respetos, y aun estando de acuerdo con usted en algunos puntos de su intervención, también estoy en desacuerdo con otros y sin ánimo de polemizar, pues no creo estar a su altura en leyes ni mucho menos, si me gustaría opinar sobre estos puntos.

                            Ya sabe lo que dicen de las comparaciones, que son odiosas, y las comparaciones que me hace de la profesión de Vigilante de Seguridad con las “otras”, las veo desafortunadas y muy lejos de la realidad y denotan bajo mi humilde opinión, el supuesto desconocimiento al cual me refiero.

                            Como muestra, solo estos dos artículos de la Ley de Seguridad Privada
                            Artículo 11.

                            1. Los vigilantes de seguridad sólo podrán desempeñar las siguientes funciones:
                            a. Ejercer la vigilancia y protección de bienes muebles e inmuebles, así como la protección de las personas que puedan encontrarse en los mismos.
                            b. Efectuar controles de identidad en el acceso o en el interior de inmuebles determinados, sin que en ningún caso puedan retener la documentación personal.
                            c. Evitar la comisión de actos delictivos o infracciones en relación con el objeto de su protección.
                            d. Poner inmediatamente a disposición de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a los delincuentes en relación con el objeto de su protección, así como los instrumentos, efectos y pruebas de los delitos, no pudiendo proceder al interrogatorio de aquéllos.
                            e. Efectuar la protección del almacenamiento, recuento, clasificación y transporte de dinero, valores y objetos valiosos.
                            f. Llevar a cabo, en relación con el funcionamiento de centrales de alarma, la prestación de servicios de respuesta de las alarmas que se produzcan, cuya realización no corresponda a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

                            2. Para la función de protección del almacenamiento, manipulación y transporte de explosivos u otros objetos o sustancias que reglamentariamente de determinen, será preciso haber obtenido una habilitación especial.

                            Artículo 12.

                            1. Tales funciones únicamente podrán ser desarrolladas por los vigilantes integrados en empresas de seguridad, vistiendo el uniforme y ostentando el distintivo del cargo que sean preceptivos, que serán aprobados por el Ministerio del Interior y que no podrán confundirse con los de las Fuerzas Armadas ni con los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

                            2. Los vigilantes, dentro de la entidad o empresa donde presten sus servicios, se dedicarán exclusivamente a la función de seguridad propia de su cargo, no pudiendo simultanear la misma con otras misiones.

                            ¿Qué otro profesión de las comparadas, se rige por una Ley reglamentada?

                            ¿Qué miembro de cualquier otra profesión está obligado por Ley (y no a su criterio) a detener a un delincuente y entregarlo a las FF? SS. Del Estado?

                            Y puestos a comparar, ¿a quien se asemeja más nuestra profesión, al de la Policía o al repartidor de butano?

                            Y sobre la pertenencia a una empresa privada, es cierto, pero eso no implica que nos pueda dar órdenes cualesquiera, dependemos en exclusiva de un Jefe de Seguridad, cuyas funciones y capacitación quedan perfectamente reguladas en nuestra Ley y su Reglamento, (Otra cosa es que se cumpla).

                            Por otro lado, no creo que sea cansino el tema, si es verdad que se ha tratado muchas veces, pero es de rigurosa actualidad y además como digo lo sacan a relucir los máximos responsables en Seguridad Privada, o sea, La Unidad Central de la Seguridad Privada en su ultima publicación, y aunque lo fuera, también creo que mientras este trabajo dependa directamente del Ministerio del Interior, (igual que las Fuerzas de Seguridad del Estado, que casualidad) y los Vigilantes de Seguridad se sigan jugando el tipo, debería de mantenerse como meta a conseguir.

                            No puedo pegar aquí, la definición de Agente de la Autoridad, por que no la encuentro, pero estoy convencido de que, aunque no nos lo quieran reconocer, somos, Agentes y Autoridad.

                            Saludos Cordiales.

                            P.D. El tratarle de usted, es por que he creído entender que usted lo ha hecho conmigo, no tiene ninguna otra lectura, solo respeto.

                            Comentario


                            • #15
                              Estimado RAM. El “usteo” es propio simplemente de personas educadas y que no se conocen personalmente, por lo que no veo ninguna segunda intención. En mi caso, por edad, ya es una práctica automática.
                              Entrando en materia, La definición de autoridad se encuentra en el art. 24 el Código Penal:
                              1. A los efectos penales se reputará autoridad al que por sí solo o como miembro de alguna corporación, tribunal u órgano colegiado tenga mando o ejerza jurisdicción propia. En todo caso, tendrán la consideración de autoridad los miembros del Congreso de los Diputados, del Senado, de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas y del Parlamento Europeo. Se reputará también autoridad a los funcionarios del Ministerio Fiscal.
                              2. Se considerará funcionario público todo el que por disposición inmediata de la Ley o por elección o por nombramiento de autoridad competente participe en el ejercicio de funciones públicas.
                              Por tanto hay que ejercer una jurisdicción propia (esto es regulada). El mismo artículo indica en su punto segundo que es un funcionario.
                              El art. 550 del mismo CP indica que: Son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas.
                              Como se ve la condición de agente de la autoridad va ligada a dos aspectos fundamentales: que la Ley recoja expresamente esa condición, (principio de vinculación positiva, principio de legalidad o de seguridad jurídica) y segundo, que exista una autoridad de la que dependa, y que tenga mando o ejerza jurisdicción propia, esto es igualmente que la Ley le atribuya la condición de autoridad. Es por ello que la Ley 2/1986 de FF y CC de Seguridad del Estado, en su art. 7 indica expresamente que son agentes de la autoridad las FOP, e incluso refuerza esa condición atribuyéndoles la condición de autoridad en caso de atentados contra sus personas con medios especialmente lesivos (pensando en terrorismo). Lo segundo agrava la pena del malhechor.
                              Como en ninguna parte de la Ley de Seguridad Privada (23/1992) ni del Reglamento (2364/94) se indica que el VS es agente de la autoridad, no cabe aplicar ningún principio de analogía: no es autoridad ni agente de la misma porque no lo es “por disposición inmediata de la Ley”, esto es su norma no le concede esa atribución, y lo que no está escrito, no existe.
                              Fíjese si me conozco bien la Ley de Seguridad Privada, que en su fecha fui uno de los (bastantes) asesores externos que participaron, siguiendo instrucciones de Empresas de Seguridad, con la comisión del Mº del Interior que preparó la vigente Ley. En esas reuniones no hubo la menor discusión que había que eliminar y dejarlo muy claro, que el nuevo VS no sería agente de la autoridad. Los desencuentros y problemas que malas actuaciones habían creado dado el anterior RD 629/1978, una Orden Ministerial, con los VJ, motivaron que se regulara la profesión por Ley, no por RD, para darle mayor valor legal.
                              Por último indicarle que todas las profesiones están reguladas; médicos, profesores, economistas, abogados, etc. Un fontanero hace labores de fontanero, y no puede hacer de médico salvo incurrir en manifiesta ilegalidad, intrusismo profesional. Los arts. 11 y 12 de la LSP indican las funciones del VS; es que no valdría un artículo que dijera que el VS puede hacer lo que quiera, o que por omisión, no indicara lo que puede o no hacer. La razón de una Ley, cualquiera, es precisamente indicar sobre el campo concreto que entra o no entra en lo jurídicamente correcto. Por el principio de vinculación positiva, el ciudadano que ejerce una labor sólo puede hacer lo que se indique en su regulación puede hacer. El mismo ciudadano sin embargo, por principio de vinculación negativa, podrá hacer lo que quiera (siempre que no atente contra la Ley y los Principios Generales del Derecho) de forma privada. El VS tendrá que llevar su uniforme en su trabajo, fuera de él podrá vestirse de Arlequín si es su deseo.
                              Por último el VS puede depender del Jefe de Seguridad a efectos operativos, pero tampoco es autoridad o agente el Jefe de Seguridad. Hablamos de actividades privadas, y, repito, no podemos confundir actividades privadas con actividades públicas, aunque sean parecidas.
                              En cuanto al deseo de ser agente de la autoridad, por el peligro inherente a la profesión, no debemos olvidar que es de acceso libre; se puede no querer ser VS o se puede querer dejar de serlo. Pero igual que un bombero no puede alegar después de lograr su oposición pirofobia o vértigo en caso de incendio para no actuar, el VS no puede alegar el riesgo para solicitar después un mayor poder: debería saberlo antes de sacar el TIP y empezar a trabajar. Pero sí estaré de acuerdo con cualquiera que diga que la agresión al VS debería estar penalmente más sancionada, por su obligación de auxiliar a las FOP, que la que correspondería al simple ciudadano (que es voluntario). Eso es muy distinto de ser agente de la autoridad. Saludos cordiales.

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X