Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

camaras en la garita

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #16
    LA VIDEOVIGILANCIA EN EL LUGAR DE TRABAJO

    CONSULTA: Se planteó la cuestión de si resulta legítimo, y por tanto, conforme a la Ley Orgánica de Protección de Datos, la utilización y colocación de cámaras de videovigilancia en el centro de trabajo, incluyendo en éste la planta de fabricación y zona de almacenamiento.

    SOLUCIÓN – CONCLUSIÓN: Al amparo de la normativa aplicable, y posteriormente comentada, la utilización de este tipo de mecanismos captadores de imágenes de personas físicas NO resulta contrario a la misma pudiendo, por tanto, ser colocados en las diferentes estancias de la empresa, cumpliendo en todo momento con las disposiciones legales que a este efecto rigen y que a continuación se explican con mayor detenimiento y no excediéndose de los limites establecidos por las mismas.

    DESARROLLO: El planteamiento realizado sobre la colocación de cámaras de videovigilancia en el lugar de trabajo ha hecho necesario el estudio de varias disposiciones legales relacionadas con la protección de datos. Así pues, y siguiendo con la legislación aplicable, la normativa laboral establece en su Artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores que “el empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la adopción la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso.”. Sin embargo, es necesario aclarar, que ésta no es la única normativa que lo ampara ya que, aunque los sonidos e imágenes y por tanto incluidos en ellos los sistemas de videovigilancia, no entren dentro del concepto de datos personales tal y como nosotros los podemos “concebir”, son igualmente objeto de protección por parte de la normativa aplicable a este efecto. Asi pues dichas imágenes se encontrarán igualmente amparadas por la Ley Orgánica de Protección de Datos (en adelante, LOPD), por el Reglamento de Medidas de Seguridad y, por defecto, por las Instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de datos. Así, cualquier tipo de filmación que sea realizada por cámaras de videovigilancia, si es grabada, nos encontramos ante los supuestos de tratamiento de datos de la LOPD por lo que éstas deberán regirse por su ámbito de actuación. Las imágenes y sonidos son, a efectos de protección de datos, considerados como información personal ya que permiten la identificación de la o las personas físicas que aparecen en dichas imágenes y más al tratarse de imágenes tomadas en el lugar de trabajo ya que siempre aparecerán las mismas personas, en este caso, aquellos trabajadores en su lugar de trabajo, lo que les hace perfectamente identificables. De esta manera, y en aplicación de la LOPD, todos aquellos responsables de ficheros de videovigilancia que graben las imágenes captadas, deberán inscribir un fichero en el Registro General de Protección de datos.
    Si bien es cierto, la LOPD, normativa que se aprobó en el año 1999, abarca muchos aspectos de la protección de datos de manera genérica, por lo que ha sido necesario la publicación deInstrucciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos( en adelante AEPD) para tratar temas un poco más concretos, como en este caso, la videovigilancia. Han sido numerosas las ocasiones en las que la AEPD se ha pronunciado respecto a los sistemas de videovigilancia , siempre considerando las imágenes como dato de carácter personal, con fundamento en lo establecido en el Artículo 3 de la LOPD. Con el fin de unificar y llegar a un consenso sobre todos los pronunciamientos a tal efecto realizados, la AEPD ha dictado hace apenas unos meses la Instrucción 1/2006, de 8 de noviembre, sobre el tratamiento de datos personales con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras o videovigilancia. A tal efecto, en dicha Instrucción, es de aplicación al tratamiento de los datos personales de imágenes de personas físicas identificadas o identificables, con fines de vigilancia a través de sistemas de cámaras y videocámaras, y comprende tanto la grabación, captación o transmisión, así como la conservación y almacenamiento de imágenes. De esta manera, mediante la mencionada Instrucción, se establece de manera adicional, una serie de requisitos importantes de obligado cumplimiento para aquellos responsables que cuenten con sistemas de videovigilancia. Será necesario, por tanto, que las personas que son objeto de grabación sean conscientes de ello. Por este motivo, es recomendable y, por tanto, necesario, la colocación de un distintivo informativo correctamente visible por el medio del cual se informe a la persona, en este caso a los trabajadores, que está siendo grabado. La misma placa informativa deberá comunicar de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación que por la LOPD tiene reconocidos. Igualmente deberá figurar en la misma la dirección a la cuál podrán dirigirse de querer ejercitar cualquiera de estos derechos. Sin embargo, no es necesario y como consecuencia obligatorio, especificar el lugar concreto de la instalación porque en parte perderíamos la esencia de la finalidad intrínseca de la vigilancia. La videovigilancia debe centrarse únicamente en imágenes no estando permitido en caso alguno la grabación de conversaciones que, aun en el puesto de trabajo, siguen siendo consideradas por ley como privadas. No hay que olvidar, por tanto, que aunque la videovigilancia en el lugar de trabajo esté permitida, hay una serie de límites a los cuales debemos ceñirnos puesto que la instalación de videovigilancia no pueden realizarse en cualquier lugar de la empresa si no que hay una serie de espacios reservados en los que la grabación queda completamente prohibida como por ejemplo la zona de aseos o vestuarios debido a que, según interpretación de la Ley, puede herir la dignidad de la persona. A parte de todo lo anteriormente dicho, hay que aclarar que aunque el sistema de videovigilancia se encuentre permitido, y por tanto, amparado por gran variedad de normativa española, existe un plazo de un mes a contar desde el mismo momento en que fueron recogidos dichas imágenes, para realizar su correcta destrucción. Con todo lo dicho, y a modo de conclusión, la instalación de cámaras de videovigilancia en el lugar de trabajo está permitido siempre y cuando se cumpla con la normativa aplicable, y en particular, con el nuevo desarrollo normativo de este aspecto, siempre que dicha instalación sea llevada a cabo por una finalidad que no pueda obtenerse mediante otros medios que resulten menos intrusivos para la finalidad de las personas.

    Fuente: http://www.gvconsulting.com/attachme...VIGILANCIA.pdf

    Comentario


    • #17
      camaras en la garita

      en todos los sitios te ponen no pasas por ningun sitio donde no tengas camara enfocandote. A mi me da la impresion de que te vigilan si haces ronda o no.
      A veces,las cosas mas pequeñas,son las mas importantes.

      Comentario


      • #18
        Videovigilancia en el lugar de trabajo

        El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dicho que instalar cámaras de video-vigilancia en el lugar de trabajo para controlar los posibles incumplimientos laborales de los trabajadores y como medida de seguridad frente a posibles robos es una medida adecuada siempre que se respete la intimidad de los trabajadores:

        Boletin Informativo número 24 de Seguridad PrivadaDos trabajadores presentaron ante el Juzgado demanda de tutela de derechos fundamentales ante la decisión de su empresa de instalar en el centro de trabajo cámaras de vídeo como sistema de control y de seguridad.

        Alegaban que la instalación masiva e indiscriminada de las cámaras no era una medida idónea para conseguir el propósito de controlar la actividad de los trabajadores y que, además, era innecesaria, puesto que existían otros métodos de control (reloj de fichar, contadores instalados en cada máquina y vigilancia por parte de los encargados de cada sección).

        Los trabajadores supieron la intención de la empresa y sus motivos porque el empresario se lo comunicó por su condición de representantes pues, como marca la ley, éstos deben emitir un informe previo a la implantación de cualquier medida de control (Art. 64.1.4º del ET)

        B. I. nº 24 Seguridad PrivadaEl Juzgado de lo Social núm. 2 de Valladolid desestimó la demanda de tutela de derechos fundamentales, por lo que los trabajadores decidieron entonces interponer un recurso de suplicación ante el TSJ. Pero tampoco en segunda instancia fueron atendidas sus pretensiones.

        El TSJ entendió que la instalación de las cámaras no es un medio agresivo que ataque directamente la intimidad de los trabajadores, sino que "guarda directa relación con la vigilancia del cumplimiento por los trabajadores de sus obligaciones laborales y del mantenimiento de la necesaria seguridad en las instalaciones".

        T.S.J.CASTILLA-LEON SOCIAL
        VALLADOLID
        SENTENCIA: 01479/2006
        C/ANGUSTIAS S/N
        N.I.G: 47186 34 4 2006 0101502 MODELO: 46050
        RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0001479 /2006
        Materia: DERECHOS FUNDAMENTALES
        Recurrente: Francisco Y OTROS
        Recurrido: ARO AUTOMATISMOS, S.A., MINISTERIO FISCAL
        JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: JDO. DE LO SOCIAL N. 2 de VALLADOLID DEMANDA 0000129
        /2006
        Ilmos. Sres.:
        D. MANUEL Mª BENITO LOPEZ
        Presidente sustituto
        D. RAFAEL A. LOPEZ PARADA
        D. JOSE MANUEL RIESCO IGLESIAS
        En VALLADOLID, a dieciocho de Septiembre de dos mil seis.
        La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid,
        compuesta por los Ilmos. Sres. anteriormente citados, ha dictado la siguiente

        S E N T E N C I A

        En el Recurso de Suplicación núm. 1.479/2006, interpuesto por DON Francisco , don Alfonso y don Sergio (Delegados de Personal de ARO AUTOMATISMOS, S.A.), contra la Sentencia del Juzgado de lo Social núm. Dos de Valladolid, de fecha 30 de Marzo de 2.006, (Autos núm. 129/2006), dictada a virtud de demanda promovida por indicados recurrentes contra ARO AUTOMATISMOS, S.A. y con asistencia delMINISTERIO FISCAL, sobre TUTELA DE DERECHOS FUNDAMENTALES.
        Ha actuado como Ponente el Iltmo. Sr. DON JOSE MANUEL RIESCO IGLESIAS.

        ANTECEDENTES DE HECHO

        PRIMERO.- Con fecha 16 de febrero de 2.006 se presentó en el Juzgado de lo Social núm. Dos de Valladolid demanda formulada por la parte actora, en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó Sentencia desestimando referida demanda.

        SEGUNDO.- En referida Sentencia y como Hechos Probados figuran los siguientes:

        "PRIMERO.- En la empresa demandada ARO AUTOMATISMOS, S, A. se han producido varios robos y hurtos. La empresa ha detectado falta de puntualidad y pérdidas de tiempo injustificadas entre sus trabajadores
        SEGUNDO.- La demandada procedió a partir del mes de junio de 2.005, a instalar 11 cámaras en todo el taller, una por cada zona de trabajo, algunas de ellas giratorias y otras fijas. No consta se hayan conectado.
        TERCERO.- La empresa comunicó a los demandante el 6-6-05 la instalación de video cámaras que permitan verificar el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de los trabajadores de esa empresa y dotar de mayor seguridad a las instalaciones y material de la misma. Se les facilitó plano con situación de enfoque posible de las cámaras en la zona de trabajo.- CUARTO.- La empresa tiene 75 trabajadores aproximadamente y se dedica a la actividad de automatismos y componentes para otras empresas
        QUINTO.- En el taller hay un encargado por cada sección que supervisa el trabajo y el cumplimiento del mismo y en las oficinas hay un jefe director técnico y varios directores de calidad que supervisan el trabajo
        SEXTO.- La empresa tiene un reloj para fichar todos los trabajadores a la entrada y salida, de forma que le permite controlar a los que ocasionalmente pudieran llegar tarde. Además, existe otro ordenador en cada máquina individual en la que el trabajador tiene una tarjeta que tiene que pasar para fichar otra vez e iniciar su trabajo, dejando
        constancia así de la hora en la que inicia el mismo
        SEPTIMO.- En el exterior de la empresa hay instaladas 4 cámaras con infrarrojos que vigilan la empresa. Además tiene instalada una alarma
        OCTAVO.- las cámaras no están en funcionamiento."
        TERCERO.- Interpuesto recurso de Suplicación contra dicha sentencia por la parte demandante, fue impugnado por la empresa demandada, y elevados los Autos a esta Sala, se designó Ponente acordándose la participación a las partes de tal designación.

        FUNDAMENTOS DE DERECHO

        PRIMERO.- Los recurrentes impugnan la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 2 de Valladolid que desestimó la demanda de tutela de derechos fundamentales dirigida contra su empleadora, la empresa ARO AUTOMATISMOS, S.A., con motivo de la instalación de unas cámaras de videovigilancia en las instalaciones de la misma.
        En un primer motivo de recurso, al amparo de la letra b) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral , los recurrentes pretenden que el hecho probado tercero de la sentencia impugnada quede redactado con el siguiente tenor literal: "La empresa entregó a los demandantes el 6-6-05 la siguiente comunicación:

        'En cumplimiento de lo establecido en el artículo 64.1 4º d) del Estatuto de los Trabajadores , se les comunica la decisión adoptada de proceder a la instalación de videocámaras que permitan verificar el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de los trabajadores de esta empresa y dotar de mayor seguridad a las instalaciones y material de la misma.
        En los últimos tiempos han sido muchas las advertencias que se han venido realizando en el sentido de mostrar la disconformidad de la empresa con el comportamiento que, si bien no de forma generalizada, sí que viene detectándose en varios miembros de la plantilla y consistentes en la falta de puntualidad y en la gran cantidad de pérdidas de tiempo injustificadas que durante el trabajo vienen llevando a cabo.
        Por otro lado, a pesar de las medidas de seguridad con las que desde siempre se ha contado, las instalaciones y diverso material de la empresa han sido objeto de varios robos en los dos últimos años, desprendiéndose del modus operandi que los autores de los hechos habían tenido previo conocimiento del interior de las instalaciones'".
        Los recurrentes apoyan esta revisión del relato fáctico en el documento incorporado al folio 33 de losautos, consistente en la comunicación dirigida por la empresa a los Delegados de Personal el 6 de junio de 2005 haciéndoles saber la instalación de las videocámaras en sus instalaciones. A criterio de la Sala esta modificación no puede prosperar por una parte porque en el hecho tercero de la sentencia impugnada ya
        constan las razones -internas y externas- que impulsaron a la empresa a instalar las videocámaras y, por otra, porque la inclusión de la redacción textual del documento carece de trascendencia para el resultado del recurso.
        SEGUNDO.- En un segundo motivo de recurso, bajo la cobertura de la letra c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral , los recurrentes denuncian la infracción por errónea interpretación de los artículos 18.1 y 10.1 de la Constitución Española , en relación con los artículos 4.2.c) y 20.3 del Estatuto de los Trabajadores.
        Argumentan los recurrentes, en síntesis, que la instalación masiva e indiscriminada de las cámaras no es idónea para conseguir el propósito de controlar la actividad de los trabajadores, siendo, además, innecesarias puesto que existen otros métodos de control cuales son el reloj, los sistemas instalados en cada máquina y la vigilancia de los encargados de cada sección. Por su parte, la empresa recurrida afirma en su escrito de impugnación que no cabe duda de que la instalación de las videocámaras salvaguarda el
        derecho a la intimidad de los trabajadores y que, además, es idónea, necesaria y equilibrada en los términos que viene exigiendo el Tribunal Constitucional.
        En definitiva, se trata de determinar si en este caso la medida empresarial denunciada como ilegal puede calificarse o no de proporcionada en relación con los dos derechos en juego: el del empresario a controlar la actividad de sus trabajadores y el derecho de éstos a no ser controlados en aspectos relacionados con el derecho a su intimidad, partiendo de la doctrina elaborada al respecto por los Tribunales Constitucional y Supremo. A este respecto, éste último en la sentencia de 5 de diciembre de 2003 (rec.
        52/2003 ) ha explicado que el derecho a la libertad de empresa y a la dirección de la actividad laboral que tiene el empresario constitucional y legalmente reconocida (artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores ) tiene que compatibilizarse con el respeto a los derechos fundamentales del trabajador, pues éste sigue disfrutando de tales derechos cuando lleva a cabo trabajos por cuenta ajena, cual ha reconocido de forma reiterada el Tribunal Constitucional al afirmar la plena efectividad de los derechos fundamentales del
        trabajador en el marco de la relación laboral, "ya que ésta no puede implicar en modo alguno la privación de tales derechos para quienes prestan servicio en las organizaciones productivas, que no son ajenas a los principios y derechos constitucionales que informan el sistema de relaciones de trabajo" (sentencia del Tribunal Constitucional 88/1985 , fundamento jurídico 2, cuya doctrina se reitera posteriormente, entre otras, en las sentencias 6/1988, 129/1989, 126/1990, 99/1994, 106/996, 186/1996 y 90/1997 y específicamente en relación con el derecho a la intimidad del trabajador en sus sentencias 98/2000, de 10 de abril y 186/2000, de 10 de julio ). En relación con esta cuestión las indicadas sentencias del Tribunal Constitucional, después de reconocer el derecho de los trabajadores a la intimidad, también durante el desarrollo de su trabajo, ha señalado igualmente que tal derecho "no es absoluto como no lo es ninguno de los derechos
        fundamentales, pudiendo ceder ante intereses constitucionalmente relevantes, siempre que el recorte que aquél haya de experimentar se revele como necesario para lograr el fin legítimo previsto, proporcionado para alcanzarlo y, en todo caso, sea respetuoso con el contenido esencial del derecho". Habiendo terminado por concluir afirmando dicho Tribunal -en definitiva- que los controles empresariales que puedan establecer los empleadores en uso de su derecho a controlar la actividad de los trabajadores serán lícitos mientras no produzcan resultados inconstitucionales, y que para poder afirmar si ese respeto se entiende producido o no habrá que establecer en cada caso si la medida empresarial adoptada se acomoda a las exigencias de proporcionalidad entre el fin pretendido con ella y la posible restricción de aquel derecho fundamental de los trabajadores, para lo cual es necesario constatar si dicha medida "cumple los tres
        requisitos o condiciones siguientes: si tal medida es susceptible de conseguir el objetivo propuesto (juicio de idoneidad); si, además, es necesaria, en el sentido de que no exista otra medida más moderada para la consecución de tal propósito con igual eficacia (juicio de necesidad); y, finalmente, si la misma es ponderada o equilibrada, por derivarse de ella más beneficios o ventajas para el interés general que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto (juicio de proporcionalidad en sentido estricto)"
        [fundamento jurídico sexto de la sentencia del Tribunal Constitucional 186/2000 ]. En definitiva, el poder de dirección del empresario, imprescindible para la buena marcha de la organización productiva y reconocido expresamente en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores atribuye al empresario, entre otras facultades, la de adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento del trabajador de sus obligaciones laborales. Mas esa facultad ha de producirse en todo caso, como es lógico, dentro del debido respeto a la dignidad del trabajador, como expresamente nos lo recuerda la normativa laboral (sentencia del Tribunal Constitucional 98/2000, de 10 de abril ).
        La doctrina más autorizada se muestra de acuerdo en que no pueden instalarse cámaras devigilancia en aquellos lugares en los que no se realiza la prestación laboral (servicios, lugares de descanso, locales sindicales, etc.). Ahora bien, también en aquellos lugares de la empresa en los que se desarrolla la actividad laboral pueden producirse intromisiones ilegítimas por parte del empresario en el derecho a la intimidad de los trabajadores con la instalación de cámaras, como podría ocurrir con la grabación de conversaciones entre un trabajador y un cliente, o entre los propios trabajadores, en las que se aborden cuestiones ajenas a la relación laboral que se integran en lo que hemos denominado propia esfera de desenvolvimiento del individuo (sentencias del Tribunal Constitucional 231/1988, fundamento jurídico 4 y 197/1991 , fundamento jurídico 3, por todas). En suma, habrá que atender no solo al lugar del centro del trabajo en que se instalan por la empresa sistemas audiovisuales de control, sino también a otros elementos de juicio (si la instalación se hace o no indiscriminada y masivamente, si los sistemas son visibles o han sido instalados subrepticiamente, la finalidad real perseguida con la instalación de tales sistemas, si existen razones de seguridad, por el tipo de actividad que se desarrolla en el centro de trabajo de que se trate, que justifique la implantación de tales medios de control, etc.) para dilucidar en cada caso concreto si esos medios de vigilancia y control respetan el derecho a la intimidad de los trabajadores, debiendo proceder los Tribunales a una ponderación adecuada que respete la correcta definición y valoración constitucional del derecho fundamental en juego y de las obligaciones laborales que puedan modularlo en la medida imprescindible para el correcto y ordenado desenvolvimiento de la actividad productiva de tal manera que habrán de utilizarse las posibilidades o medios menos agresivos y afectantes del derecho en cuestión.
        Aplicándose la doctrina anteriormente citada al caso examinado y partiendo de la justificación que se da por la empresa a la referida instalación (verificación del cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de los trabajadores de la misma y dotar de mayor seguridad a las instalaciones y material de la misma) este Tribunal considera que la instalación de las cámaras no supone un medio agresivo que ataque
        directamente al mencionado derecho fundamental sino que guarda directa relación con la vigilancia del cumplimiento por los trabajadores de sus obligaciones laborales y del mantenimiento de la necesaria seguridad en las instalaciones. Y si a lo anteriormente indicado se unen las circunstancias recogidas en la sentencia impugnada de que las cámaras se sitúan en zonas de paso y de trabajo, que no es posible la grabación del sonido, que las cámaras no tienen posibilidad de zoom ni de modificar su enfoque, que no se van a difundir las imágenes y, finalmente, que el sistema aún no se ha puesto en funcionamiento, la Sala llega a la misma conclusión que la Juez de instancia, esto es, que la actuación de la empresa no puede estimarse que exceda de las facultades que el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores le otorga, y que, consiguientemente no se ha infringido ese precepto ni tampoco el artículo 4.2.e ) del mismo texto legal, que se invocan en el recurso. A esta misma conclusión han llegado otras Salas de lo Social de Tribunales Superiores de Justicia, cuales las de Cataluña de 25 de abril de 1994 y de Galicia de 28 de septiembre de 1999 (rec. 3821/1999), en las que se afirma que la mera toma de imágenes, sin grabación de las conversaciones de los trabajadores entre sí y con clientes, puede también considerarse como una actuación de control normal que no vulnera el derecho de los trabajadores a la intimidad.
        Por todo ello, procede la desestimación del recurso de suplicación planteado.
        Por lo expuesto, y

        EN NOMBRE DEL REY

        FALLAMOS

        Que debemos DESESTIMAR Y DESESTIMAMOS el recurso de suplicación interpuesto por la
        indicada representación de DON Francisco Y OTROS, contra la sentencia de 30 de marzo de 2006, dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Valladolid en los autos número 129/06 , seguidos sobre TUTELA DE DERECHOS FUNDAMENTALES a instancia de los indicados recurrentes contra la empresa ARO AUTOMATISMOS, S.A., confirmando íntegramente la misma.
        Notifíquese esta resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, y expídase testimonio que quedará unido al rollo de su razón, incorporándose el original al correspondiente libro de sentencias.
        Así por nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
        PUBLICACIÓN: En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.

        Comentario


        • #19
          Lo siguiente se resume en:

          - Si yo voy a mi puesto de trabajo y cumplo y desempeño mis labores. ¿Que miedo tengo que tener a que me pongan una camara?, ninguno. Posiblemente me beneficie mas que me perjudique.

          Comentario


          • #20
            Originalmente publicado por elalagon
            Lo siguiente se resume en:

            - Si yo voy a mi puesto de trabajo y cumplo y desempeño mis labores. ¿Que miedo tengo que tener a que me pongan una camara?, ninguno. Posiblemente me beneficie mas que me perjudique.
            +1

            Comentario


            • #21
              Originalmente publicado por elalagon
              Si yo voy a mi puesto de trabajo y cumplo y desempeño mis labores. ¿Que miedo tengo que tener a que me pongan una camara?.
              Hola a todos:
              Entiendo entonces que aceptais todas las "medidas" que pueda tomar la Empresa de Seguridad para el "control de la producción del empleado".

              Las llamadas de inicio de servicio y de novedades, las llamadas de relevo, las rondas programadas con sus correspondientes lectores de rondas, las visitas de inspección, los informes de los Jefes de Equipo,...

              Un saludo.
              Cuida lo pequeño, para conseguir lo grande.
              (Lema Guerrillero)

              Comentario


              • #22
                Originalmente publicado por Hessler
                Originalmente publicado por elalagon
                Si yo voy a mi puesto de trabajo y cumplo y desempeño mis labores. ¿Que miedo tengo que tener a que me pongan una camara?.
                Hola a todos:
                Entiendo entonces que aceptais todas las "medidas" que pueda tomar la Empresa de Seguridad para el "control de la producción del empleado".

                Las llamadas de inicio de servicio y de novedades, las llamadas de relevo, las rondas programadas con sus correspondientes lectores de rondas, las visitas de inspección, los informes de los Jefes de Equipo,...

                Un saludo.
                Yo, personalmente, no tengo problemas en aceptar ciertas medidas, no todas, pues cuando acudo a mi puesto de trabajo no tengo nada que ocultar. De todas formas las únicas medidas que me "aplican" son las rondas programadas con sus correspondientes lectores y las visitas de inspección, que normalmente me sirve para tomarme un café con el inspector y mantener un rato de charla con él.

                Comentario


                • #23
                  no estoy de acuerdo es una falta de respeto no tengo nada que temer pero el temer que me vean meterme el dedo en la nariz o rascarme los folillos.
                  en la novela 1984 nadie tenia nada que temer de las camaras pero si de sus pensamientos.
                  no soy un esclavo y no me gusta tener la nariz de mi jefe o del cliente en mi cogote
                  esto que yo sepa sigue siendo una democracia y todos somos inocentes si ponemos camaras para demostrar tu inocencia no estaremos siendo condenados como culpables
                  aunque gracias a la crisis nuestros DERECHOS estan siendo pisoteados y no hacemos nada despues del fracaso de la HUELGA DE UGT no hacemos nada ni se espera nada, seguimos sin convenio y cobrando lo mismo que en el 2008 incluso algunos menos con la jugada de bajar las horas a 7,30 en vez de 7,41.

                  MANTENEOS CALLADOS Y VIGILADOS ESCLAVOS

                  Comentario


                  • #24
                    Hola a todos:
                    Realmente no creo que nadie tenga nada que ocultar durante la prestación de su servicio.

                    Pero la instalación de una cámara, por ejemplo, en el interior de una garita, y cuyas imágenes son visionadas en tiempo real unicamente por el operador que está siendo grabado, ¿qué utilidad, (aparte de la presunción de que el Empleado no cumple con sus obligaciones), pueden tener?.

                    Por eso enumero todas las medidas anteriores, aunque podrían incluirse muchas más, cómo por ejemplo la que exponía Rolfe en el caso de la radioscopia aeroportuaria. (Un código para cada Vigilante de Seguridad y a facturar por minutos...).

                    Un saludo.
                    Cuida lo pequeño, para conseguir lo grande.
                    (Lema Guerrillero)

                    Comentario


                    • #25
                      Originalmente publicado por Hessler
                      Originalmente publicado por elalagon
                      Si yo voy a mi puesto de trabajo y cumplo y desempeño mis labores. ¿Que miedo tengo que tener a que me pongan una camara?.
                      Hola a todos:
                      Entiendo entonces que aceptais todas las "medidas" que pueda tomar la Empresa de Seguridad para el "control de la producción del empleado".

                      Las llamadas de inicio de servicio y de novedades, las llamadas de relevo, las rondas programadas con sus correspondientes lectores de rondas, las visitas de inspección, los informes de los Jefes de Equipo,...

                      Un saludo.
                      Dentro de la legalidad, acepto las medidas que la empresa pueda tomar para controlar la produccion de los empleados ¿ Que miedo hay que tener?. O no usan las empresas esos sistemas desde hace tiempo y nadie se queja. Los trabajadores de Centros Comerciales, lo saben y no se quejan. Cuando se llega a esos extremos es por la desidia de muchos. Cuantas sentencias hay que dicen que no es ilegal, muchas.

                      Que me ponen un lector de rondas, pues vale, si las hago sin el, en que me va a molestar. Que me dicen que debo de dar mi entrada y salida de inicio de servicio pues lo hago, no es humillante, escepto si lo que se trata de evitar es que abandone mi puesto con antelacion ( mas de media hora, por ejemplo). ¿Quienes se quejan de esto?, pues la mayoria de las veces los escaqueados, que es a quien pejudica. Que se realiza una inspeccion del servicio, para constatar que hago mi trabajo, vale, lo tomo como un control de calidad. Pero que yo sepa, no es funcion de los Jefes de Equipo realizar informes, sino desarrollar una labor de coordinación, distribuyendo el trabajo e indicando cómo realizarlo, confeccionando los partes oportunos.

                      Cuando vamos por la calle, hay miles de camaras vigilandonos y muchos ni lo saben. En transportes publicos, llevan años y mas que un estorbo son una ayuda para los VS, otra es que haya torpes que sabiendo cuantas y donde estan se ponen debajo a desvariar y descontrolar. Si te ponen una camara, cual es el problema que ya no puedo leer, ver la tele y dormir.

                      Preguntemonos porque se llega al extremo de que en un servicio se haga. Es penoso que haya que vigilar al Vigilante.

                      Comentario


                      • #26
                        Originalmente publicado por elalagon
                        . Si te ponen una camara, cual es el problema que ya no puedo leer, ver la tele y dormir.



                        Creo que el problema no sería si no puedes leer, ver la tele ni dormir, el problema es que no puedes escuchar la radio, ir al servicio, fumarte un cigarro, tomarte un cafe, no puedes comer, hablar por el movil, mandar un sms... vamos que realmente no podrías hacer nada de lo que luego pudieran sancionarte....


                        Dicho de otra forma, les estas dando a las empresas que en las épocas de crisis como la actual, puedan sancionarte con un buen montón de faltas leves, que despues de tantas, pasarían a ser faltas graves y estas a despido procedente sin un duro, y solo porque les viene bien, en ese momento... esto siendo un poco extremo, pero es lo que podrían hacer...

                        Comentario


                        • #27
                          hola amigos
                          Al margen de reglamentos leyes sentencias y demás que a mi por lo menos en ocasiones me lian más que aclararme, lo que esta claro es que prima por encima de todo el vigilar al vigilante y no se escatiman medios para ello,sin embargo muchos servicios tienen grandisimas deficiencias en este sentido y todos las conocemos. No nos olvidemos que la seguridad privada es un negocio y las "medidas de seguridad" las impone el cliente a su criterio sin que los "grandes profesionales que gestionan las empresas" pongan la más minima objeción a cualquier irregularidad, si el cliente pide un tio con falda escocesa o traje de faralaes AMEN que mañana lo tendrá, y si el de la falda escocesa o el del traje de faralaes mañana detecto por esas camaras él más minimo fallo !a la p.... calle que pongo un trucho que es más barato y al cliente le sirve igual!

                          P.D. aunque como todos es un tema muy serio espero que no me ataquen y sepan comprender la ironia de mi pensamiento
                          un saludo

                          Comentario


                          • #28
                            Originalmente publicado por Archangel
                            Originalmente publicado por elalagon
                            . Si te ponen una camara, cual es el problema que ya no puedo leer, ver la tele y dormir.
                            Creo que el problema no sería si no puedes leer, ver la tele ni dormir, el problema es que no puedes escuchar la radio, ir al servicio, fumarte un cigarro, tomarte un cafe, no puedes comer, hablar por el movil, mandar un sms... vamos que realmente no podrías hacer nada de lo que luego pudieran sancionarte....
                            Vamos haber que llebamos las cosas a extremos, nadie te va a decir nada, por tomarte un cafe, fumarte un cigarro, ect. ( si no te ausentas del servicio para hacerlo). Otra cosa es hacerlo moderadamente y otra pasarse el dia fumando, tomando cafe, comiendo y desparramando. Que aqui hay gente que en ocho horas ( no hablo de 12), estan ahora fumando, ahora tomando cafe, ahora que si como, ect....... Y hasta por irte un dia 5 minutos antes, por un imprevisto.

                            La mayoria de los servicios llegan a estos extremos por que empezamos fumandonos una ronda y acabamos no haciendo ninguna. Empezamos escuchando la radio y acabamos teniendo un centro informatico en la garita. Abandonamos por norma el servicio minimo media hora antes. En vez de fondear, sujetamos la barra del bar de la estacion.

                            Cuando llegan esos extremos el cliente la mayoria de las veces es el que pone coto a los desmanes. Servicios en los que es el cliente el que facilita todo el material, microondas, cafetera, ordenador y un largo ect. Llega un dia y te coloca lector de rondas ( que esta estropeado siempre), obliga a dar el inicio y la finalizacion del servicio y te dice que si quieres mejoras se las pidas a tu empresa, que el no es una ONG. Y quienes son los perjudicados, pues todos y en especial el que va a hacer su trabajo.

                            Y al que no le guste el sistema, pues que se haga empresario.

                            Comentario


                            • #29
                              Hola a todos:
                              Yo no digo que no sea ilegal, sino todo lo contrario. Es perfectamente legal.

                              Pero también es perfectamente legal, que yo ponga un lector de tarjetas a la entrada del aseo, para comprobar cuantas visitas hace un determinado empleado "al tigre", y cuanto duran esas visitas.
                              Y también es perfectamente legal que establezca que en los turnos de 12 horas el tiempo para comer es de 15 minutos, (lo que marca la ley), y que controle ese tiempo mediante un control de presencia. (Por ejemplo la misma tarjeta que la del baño).
                              Y también es perfectamente legal que ponga un "reloj de fichar", (cómo los que había antiguamente en las fábricas), y EXIJA que los Vigilantes de Seguridad "fichen" a la entrada y a la salida del turno.
                              Y... (Podemos seguir "ad infinitum").

                              ¿Mejora alguna de esas cosas la prestación del servicio?.

                              Un saludo.

                              P.D.: ¿Si un Jefe de Equipo observa que alguno de los Vigilantes de Seguridad sobre los que ejerce las labores de coordinación, no realiza el trabajo cómo él le ha indicado, no tiene la obligación de comunicar este hecho a sus superiores?.
                              Cuida lo pequeño, para conseguir lo grande.
                              (Lema Guerrillero)

                              Comentario


                              • #30
                                Originalmente publicado por elalagon
                                Originalmente publicado por Archangel
                                Originalmente publicado por elalagon
                                . Si te ponen una camara, cual es el problema que ya no puedo leer, ver la tele y dormir.
                                Creo que el problema no sería si no puedes leer, ver la tele ni dormir, el problema es que no puedes escuchar la radio, ir al servicio, fumarte un cigarro, tomarte un cafe, no puedes comer, hablar por el movil, mandar un sms... vamos que realmente no podrías hacer nada de lo que luego pudieran sancionarte....
                                Vamos haber que llebamos las cosas a extremos,.

                                Es que ponerte una cámara en el cogote en una garita... es llevar las cosas al extremo..

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X